Relatos porno x de intercambio de parejas liberales o swinger

Relatos eroticos en español gratis sobre todo lo relacionado con el mundo swinger. Aquí encontrarás relatos porno xxxx de intercambio de parejas liberales.

Sintiéndolo grueso y duro…

e acercaban los exámenes finales, las matemáticas siempre fueron mi coco, tenía dificultades para el aprendizaje y me inscribí a un curso de regularización que impartía un maestro ya maduro era calvo de la coronilla, y el cabello que conservaba lo tenía blanco y un poco largo. De buenas a primeras parecía estampita de Miguel Hidalgo, pero lucía elegante. Como si al padre de la patria lo hubieran pasado por una consultoría de imagen con Hugo Boss. No era muy alto, aunque tenía porte. Tenía esos pequeños detalles que hacen a un hombre culto; un estilo formal y muy bien cuidado, además olía muy rico. Siempre camisas muy bonitas y unos trajes, siempre impecables. Se trataba de un curso en fin...

Atrapado en la red

Estoy en un club, bebiendo algo y bailando con aire un tanto distraído. Entonces te veo al otro lado de la pista, con un vestido brillante, corto y ajustado a partes iguales acompañando de unos tacones que quitan el sueño y un bonito collar de perlas. A partir de ese momento no puedo quitar los ojos de tus labios, de tus ojos, de tu boca, de tus tetas, pequeñitas y perfectas. Entonces tu me miras y empiezas a acercarte, andas como un felino, como una tigresa, peligrosa, bella, segura de si misma. Parece q haya desaparecido todo el mundo, solo tengo ojos para ti. Cuando llegas a mi altura no me dices nada, solo te acercas bailando como una autentica profesional...

La farmacéutica

Hola ¿qué tal? Quería contaros, después de leer muchos relatos vuestros, la primera y única vez que le fui infiel a mi mujer. Yo soy Auxiliar de Farmacia, tengo 33 años, trabajo en Sevilla en una Farmacia donde somos otra compañera, la Farmacéutica y yo. Ocurrió en Julio del 2006, por motivos vacacionales, mi compañera de trabajo no estaba, así que solo estábamos la jefa y yo. Generalmente, cuando hay guardias diurnas ella no va, pero al estar yo solo, fue para que no hubiera problemas. He de deciros, que ella tiene ahora 38 años, rubia, bajita y algo rellenita y aunque a mí no me gusta mucho (aunque me he hecho muchas pajas pensando en ella), mis amigos dicen que...

BESOS ROBADOS

Ese día fue especial para mí. La conocía desde la escuela, pero no me había decidido a dar un paso tan delicado como ese. Su novio la abandonó ese mismo día y me pidió que la dejara dormir en mi casa. Nuestra amistad era muy buena pero nunca pensé que dormiría en mi cama. Parecía un sueño vuelto realidad. Sentí unos golpes en la puerta, abrí y ahí estaba ella con los ojos aguados, como siempre, en busca de consejos. Confiaba en mi capacidad para resolver los problemas con solo escucharlos. Decía que yo era su lámpara de Aladino. Entró, me abrazó y echó a llorar como una loca. Le calenté agua para bañarse y le puse una toalla nueva que...

El “caso swinger” (3)

La empujó contra el escritorio. Metió una mano por el pantalón acariciando su sexo húmedo, mientras lamía sus pezones libres ya de la camiseta. Los dedos largos y finos del chico entraban y salían de su interior, con movimientos rítmicos presionando la fuente del placer; un punto G ya abultado a punto de explotar en mil gotas de placer. Sus piernas temblaban, perdía el sentido, escuchaba el chapoteo del líquido caliente que empezó a correr por sus piernas, empapando el pantalón hasta llegar a sus pies. Albert se volvió loco al notar esa explosión de líquido y dejando libre su polla, la introdujo con fuerza en esa cueva abierta y empapada de jugos ardientes. Y en una sola embestida notó como ese líquido...

El “caso swinger” (2)

Las puertas del ascensor se abrieron, cuanto tardaron en hacerlo, años? décadas? siglos? una silueta menuda y siniestra se dibujo mientras yo seguía apoyada contra el espejo, la mujer se atusaba el pelo y recolocaba el sujetador, mientras el patoso de su marido luchaba por sacar su mano de debajo de su falda, su reloj se había enganchado con la goma del tanga, la escena empezaba a ser dantesca... Una mujer entrada en años acompañada de sus tres fieras, caniches, nos miraba atónita sin poder reaccionar, algo que hicieron esos bichos peludos, ladrando a todo ladrar... - Por Dios, que alguien me saque de aquí!!! El instinto policial apareció de golpe consiguiendo que su deseo se esfumara. Con aire sensual, cogió...
swinger

El “caso swinger” (1)

No podía ser tan fácil, no, pero por intentarlo...Nerea introdujo los mismos datos de acceso de la cuenta de hotmail, pero: “Los datos de conexión no son correctos, prueba otra vez”. Nerea introdujo de nuevo el mismo nombre de usuario “sweetdarling”, pero esta vez pulsó “¿Has olvidado tu contraseña?” , abrió de nuevo el correo de hotmail y ¡Bingo! ¡Ya estaba dentro! Aún no lo sabía, pero estaba a punto de sumergirse en un mundo totalmente nuevo que la llevaría más allá de sus fantasías. Sweetdarling se describía a sí misma como una chica liberal, atractiva, morbosa, bisex, con ganas de pasarlo bien sin malos rollos y con las ideas claras. Buscaba parejas heterosexuales, parejas (ella bisexual), parejas bisexuales, mujeres bisexuales y hombres...

Confusión y lujuria

Había resultado una semana especialmente complicada para ambos en el trabajo, y lo que yo notaba como indiferencia él lo interpretaba como exclusión. El ritmo acelerado de cada día nos impidió profundizar en los detalles, y el resto de los acontecimientos se precipitaron. Habíamos tenido algunos piques derivados de mi cita a solas de la noche anterior, por mi resistencia a contar los detalles, motivada por preguntas que más qué curiosas, me resultaban tardías y un poco fiscalizadoras. Pero decidimos que debíamos relajarnos y salimos otro sábado con ganas de pasarlo bien. Y el rato que estuvimos con amigos en el local lo hicimos. Estábamos ya juguetones, yo prácticamente desnuda, salvo por un casuit de rejilla ancha y mis tacones. Nos estábamos...

El juego del deseo parte I y II

Eran las 18:10 de la tarde y me encontraba en la playa después de un día duro de trabajo.Habia sido un día desenfrenado, cirugías de urgencia de todo tipo, gente que posaba su cuerpo desnudo en una camilla de quirófano, deseando que todo acabará pronto y que sus vidas volvieran a ser como antes. El estrés en el hospital me había llevado a querer evadirme en las aguas cristalinas de la playa de Alicante...Alessandro, mi marido, había decidido bajar más tarde para reunirse conmigo y me había comentado que tenía una sorpresa para mí, algo inesperada... me dejó intrigada y mi mente no dejaba de pensar que podría ser... Meses antes habíamos estado hablando de lo excitante y morboso que sería...

Cita a ciegas

Había recibido un simple mensaje en mi móvil, un número desconocido, y el mensaje era claro y conciso: Hotel Villa Aitana; 21:30 horas. Da tu nombre en recepción, y ves toda de negro. No tenía ni una ligera idea de quién podía ser, y lo más factible sería que simplemente fuera alguien que se había equivocado y había enviado el mensaje a la persona equivocada, en un intento de iniciar un juego de seducción con la persona correcta y así reavivar un poco su relación, estaba debatiendo interiormente cuando el sonido del móvil anunciando un nuevo mensaje me saco de mis cavilaciones. No es un error. Hazlo. Era como si el emisor del mensaje hubiera entrado en mi mente y hubiera conocido...

Mi Doctor

¿Qué se desea después de un largo día de trabajo?. Tranquilidad, silencio, cariño, un abrazo de espanto, no era precisamente lo que me esperaba, sino una noche de guardia. Ya en el centro de salud, me disponía a trabajar, cuando me lo presentaron, me quede sorprendida, no era un chico mono, pero me puse nerviosa, cuando me agarro de la cintura de una forma atrevida y me dio dos besos. Por la noche nos quedamos solos, era el momento de provocarle un poquito, no deseaba liarme con él, solo que se quedara rendido a mis pies, sentí cosquilleo. De repente le mire directamente a los ojos y como una loba, le dije...¿No dices nada? ¿Hay algo que no te guste de...

En el gimnasio

Era un dia de verano. Clara salió de trabajar sobre las nueve de la tarde. Estaba muy cansada pero sabía que tenía que ir al gimnasio. Siempre le daba mucha pereza pero al final salía muy satisfecha por haber conseguido salir de su rutina sedentaria. Le ayudaba a relajarse y a soltar todo el estrés que había acumulado durante el día. Llegó a las nueve y media, justo a tiempo para poder completar su tabla de ejercicios. El gimnasio cerraba a las once. Fue a los vestuarios a cambiarse y en ese momento vio cómo se marchaban un grupo de chicas con las que habitualmente coincidía. Hoy iba más tarde que otros días. Se colocó sus legis negros y una...

Fin de semana genial

Fue un fin de semana genial. Después de conocernos fortuitamente y no haber tenido ningún tipo de contacto nos pasamos meses hablando por whatsapp, intercambiando vídeos por email, haciéndonos pajas el uno a la salud del otro, alimentándonos el morbo, echándole de comer al cerdo… J. es un tío guapote, divertido, con buena conversación, elegante, un gentleman moderno y adorable. Me hablaba de sus experiencias, de clubs liberales, de amigas, de parejas, me contaba sus inquietudes, me susurraba sus fantasías, me proponía cosas… y todo me llevaba inevitablemente a sentir mis braguitas demasiado mojadas para sentirle tan lejos. Fue un año muy malo en todos los sentidos. Quizá la tristeza es lo bastante diabólica para no permitirte disfrutar de nada. Y...

Los instintos complacidos

Son las siete y media de la tarde de un día laborable de primavera. He tenido un día de trabajo pesado y voy directamente al Spa sin pasar por el Gym. Los días se alargan y la luz del sol todavía penetra por las cristaleras con intensidad. Me siento en la bancada del Jacuzzi y lo pongo en marcha. Al poco tiempo entras tú. Eres de tez morena, de cuerpo sinuoso y de sonrisa dulce y amplia. Vas acompañada, te acercas donde estoy yo, me miras levemente y te sientas cerca. Tu amigo duda pero finalmente se sienta entre los dos, de espaldas a mi. Me vuelves a mirar y yo te devuelvo la mirada y tu sonríes discretamente. Os ponéis...
erotic-massage

El masaje

La verdad es que estaba claro que algo morboso debía pasar. Hacía dos semanas que nos habíamos conocido en persona, él vino hasta la playa y el simple hecho de la charla amigable de ese día y el conocernos sin ropa nos hizo saber a los tres, que la amistad había empezado. Este día en concreto por fin se dieron las circunstancias para poder quedar y que le diera el masaje que él le había prometido en la playa. Llegamos sobre las doce a su casa y la verdad que el ambiente que había preparado era de lo mas excitante. La estancia estaba casi sin luz, con velas aromáticas, una música muy relajante y un mini tatami en el centro...
aviones-sexo770

En el avión

Comenzábamos un largo viaje rumbo a Australia. Sabíamos que nos habían asignado los asientos en la cola del avión pero no imaginamos que sería en la última fila. Era un grupo de tres asientos. A la derecha teníamos la ventana, pero a la izquierda, después del pasillo, la fila de asientos no continuaba porque en el centro del avión, a esa altura, había un compartimento donde guardaban los carros de la comida. Además, en la fila de delante no colocaron a nadie porque los asientos estaban averiados. Vamos, que estábamos bastante aislados del resto del pasaje. El vuelo estaba a punto de salir y de momento nadie había ocupado el asiento del pasillo. Yo me senté en la ventana y...
beso

El beso

Eres eterno e incombustible en mis pensamientos... Beso. Beso robado, tímido, apasionado, de múltiples colores, sabores y sensaciones. Fuiste mía, fueron míos, aquel día, en aquel justo momento, sólo míos. Recuerdo perfectamente aquel día, tomaba un café si así se le podía llamar a aquel brebaje que preparaban en la terraza que hay debajo de tu casa, no se si iba por su café o por verte salir cada mañana del portal. Esa mañana lo hiciste con el pelo mojado y alborotado, con cierta prisa y recién duchada, el forro de la falda se pegaba a tu cuerpo aun húmedo dejando entrever la perfecta forma de tus piernas, juraría incluso que llegué a ver ese sexy pliegue que forma tu trasero......
ducha

En la ducha

Ella decidió quedarse en la cama un rato más cuando él le ofreció una ducha conjunta. Cuando se marchó, ella se giró hacia el lado de la cama, todavía caliente y sumergió su cabeza en el dulce aroma que había dejado en la almohada. Empezó a escuchar el agua caer e imagino? a su amante desnudándose poco a poco antes de meterse en la ducha. Mientras tanto, en la cama, ella todavía saboreaba el dulce sabor del sexo bien hecho. Tumbada boca abajo, oliendo a Gió y todavía medio dormida, sintió como volvía a excitarse. Reparó en que el sonido del agua ya no se oía, por lo que supuso que él estaría enjabonando cada uno de los centímetros de esa...
nalgofilia

Feliz cumpleaños

No era un martes cualquiera. Jorge y Nuria llegaron a Madrid por la mañana. Jorge tenía una reunión de trabajo en un edificio cerca de la Gran Vía. Mientras tanto, Nuria se quedó paseando por el centro de la ciudad. Estaba buscando un regalo para Jorge. Había sido su cumpleaños hacía unos días y todavía no había tenido tiempo de comprarle nada. Entró en una tienda de deportes. Enseguida se acercó a ella un chico joven, con una melenita rubia que le daba un aspecto desenfadado. Tenía la piel morena y era guapo, muy guapo. Se ofreció para ayudarle y su voz le cautivó. Estuvieron mirando un traje de padel, una pala, una bolsa de deporte y finalmente se decidió...
juguetes_eroticos

Dorothy y el cuento de Oz

Ha sido mi primera experiencia en un local liberal. Y lo escribo apenas un par de horas después de haberlo experimentado porque quiero retener todos los detalles. En mi recuerdo, la sensación de haber cumplido perfectamente en un día laboral como muchos otros. Por otro, la necesidad de finalizarlo como nunca antes lo había hecho. Y entre medias del deber cumplido y el deseo, poco tiempo. Nada disipa mejor las dudas que la necesidad de tomar una decisión rápida. Me di cuenta cuando el metro reinició la marcha y avancé en sentido contrario a lo habitual. Tres paradas. Sólo tres, para reorganizar los objetos de valor en el interior de la mochila y sacar algo de dinero en efectivo....

En esta sección puedes encontrar todorelatos, son relatos sexo subidos por nuestros usuarios en los que hablan de sus experiencias, reales o ficticias. Los hay de todo tipo, desde sexo amateur, maduras, morbo cornudos o relatos lesbicos.

Si quieres colaborar subiendo tus historias porno calientes o erticos, contacta con nosotros, no importa de qué temática o si son relatos eroticos cortos, estaremos encantados de contar con tu colaboración, todorelato será bien recibido.

Adult Friend Finder