normas_swingersEl mundo swinger tiene sus propias normas, el intercambio de parejas es una forma de vivir la sexualidad tan saludable como cualquier otra, pero hay que tener en cuenta que no todo vale. Si queremos tener éxito en nuestras relaciones, debemos cumplir una serie de normas no escritas que te indicaremos más adelante.

Si estás introducido en el ambiente liberal, posiblemente ya conozcas las reglas a seguir, aunque nunca está de más recordarlas. Si te quieres iniciar, esta puede ser una buena guía que te ayude a encajar correctamente con el resto de parejas.

No es no

Empezaremos por la regla de oro: “No es no”. Si en cualquier momento cualquier persona del lifestyle se siente incomoda, debemos respetar su decisión. No podemos pretender entrar a un local liberal y hacer todo lo que nos apetezca, sin tener en cuenta los deseos del resto. Se trata de tratar a todas las personas con respeto. Esta norma debería valer para cualquier circunstancia de nuestra vida, pero dentro del ambiente es cuando cobra un especial significado.

Si pretendéis iniciaros en el mundo swinger, no debéis tener miedo, sabed que aquí la mayoría de la gente suele ser muy respetuosa y nadie os va a obligar a hacer nada con lo que no os sintáis cómodos.

Recomendaciones útiles

  • Sinceridad. Si pretendéis quedar con alguien de determinadas características físicas, no os gustará encontraros aquello que no buscáis. Hablamos de la edad, apariencia física, etc. Procurad tener siempre fotos actualizadas en vuestros perfiles y solicitad fotos recientes de aquellas personas con las que queráis establecer contacto.
  • Primer contacto. Procurad establecer comunicación con la parte de la pareja de vuestro mismo sexo, la conversación será más fluida y os ayudará a romper el hielo.
  • Asegurarse de que se entabla conversación con la persona adecuada, sólo entonces podemos profundizar en el diálogo.
  • Hacer saber lo que queremos y lo que no, a nadie le gusta perder el tiempo. Si no estás seguro, dilo directamente.
  • Educación. Si nos han invitado a su domicilio, comportémonos. Está bien dar rienda suelta a la pasión, pero si gritamos o hacemos mucho ruido, estamos abusando de la confianza de nuestro anfitrión, es posible que molestemos a los vecinos y lo más seguro es que no vuelvan a invitarnos a su domicilio.
  • Integración. No podemos pretender estar siempre con personas muy atractivas físicamente, posiblemente nosotros tampoco seamos un cuerpo danone, así que hay que procurar integrarse.
  • Depilación. Por lo general, las personas del ambiente suelen estar depiladas, así que ofrezcamos nosotros lo mismo.
  • Precaución. El uso del preservativo es algo obligado. Al contrario de lo que la gente piensa, en el ambiente liberal apenas suelen contraerse enfermedades de transmisión sexual, porque las personas suelen ser conscientes de los riesgos. Si somos reacios a usar condones, seremos rechazados.
  • Alcohol. A nadie le gusta tener sexo con una persona ebria, así que si vamos a beber, procuremos hacerlo con moderación. Las drogas también suelen ser rechazadas en el lifestyle.
  • Cuida tu aspecto. Entrar a un local liberal no supone tener sexo fácilmente, debemos cuidarnos, pues tendremos que flirtear y para ello debemos tener un mínimo de presencia física.
  • Consideración. Cuando alguien pone su domicilio a disposición de los demás, lo habitual es llevar alguna bebida. Se generoso, pues lo han sido contigo.
  • Se sociable. Trata a los demás con respeto, como te gustaría que te tratasen a tí.
  • No insistas. Si alguien dice no, no hay que estar preguntando ni insistiendo, no forzemos las situaciones y respetemos las decisiones de los demás.
  • Contactos aislados. Hay una norma sagrada, no intentar contactar con una sola parte de la pareja. Esto es algo muy mal visto y puede tener consecuencias nefastas. No se pretende romper parejas ni vincularse fuera del ambiente.
  • Respeto. No hablar del mundo liberal con quien no haya manifestado un interés previo, ya que existen personas con diferentes convicciones a las que puede resultarles molesto.
  • Anonimato. Respetar siempre el anonimato del resto de personas, así como proteger el nuestro. Mucho cuidado con las fotografías, lo ideal es ocultar el rostros y sólo mostrarlo cuando estemos seguros que la persona con la que hablamos es la adecuada.

Pueden parecer muchas normas, pero realmente todas son reglas básicas de educación, que nos valen para cualquier ámbito de nuestra vida. Como hemos comentado anteriormente, el respeto es algo que impera en esta filosofía de vivir la sexualidad, si estás iniciado lo sabrás y si pretendéis iniciaros, no debéis tener miedo.

En un próximo artículo expondremos las habituales normas de uso y comportamiento en nuestra red social.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here