Aquel día, Ana me llamo para decirme que estaba teniendo problemas con su televisión y el cable o la vcr, etc. Me pidió si podría pasar a ver cual era el problema y yo le dije que si, que con mucho gusto.

Así que me dirigí a su apartamento. Al llegar, no había casi nadie en el parking, porque naturalmente todo el mundo estaría trabajando. Camine hacia las gradas porque su apartamento era en un tercer piso… Allí me la encontré saliendo del laundry room. Llevaba un vestido de verano de tela de flores azules y rojas. El vestido no era muy corto pero se le quedaba algo apretado y hacia resaltar sus nalgas y caderas. Como llevaba un canasto de ropa limpia, y tenia la llave de la puerta, paso delante de mi. Al empezar a subir, ella paso por delante de mi, y conforme subía las gradas, yo podía ver como sus nalgas redondas, se movían teóricamente una y después la otra… El aire le levantaba el vestido y sus piernas morenas y bronceadas se miraban re bien. Cambien tenia puestas unas sandalias de cuero blanco que hacia que sus piernas se vieran mas largas y sensuales.

Al llegar al tercer piso, caminamos hasta una puerta y ella se detuvo, saco su llave de su bolsa, y empezo a habrir… Me volteo a ver y con esos ojos tan profundos y aquella mirada penetrante de ella, solo sonrio y me afirmo: “que bueno que pudiste venir. Muchas gracias por venir… “ Yo solo me quede callado, observando esos labios tan apetitosos y esa boca tan sensual…

Entramos y me dijo que la TV estaba en el cuarto. La cama estaba sin hacer! Entre las sabanas y almohadas se miraba una prenda de vestir intima de seda de color rojo! En el piso una toalla, talvez aun humeda, y una bata de seda tambien, blanca de flores grandes y brillantes…

Ana, caminaba por el dormitorio recogiendo cosas y tratando de hacer orden. Me dijo que me sentara en la cama, lo cual hize inmediatamente. Mirandola, me puse a pensar en lo bien que aun se conservaba ya que tendria mas de cincuenta años. El pelo lo tenia pintado de rubio desde hacia bastante tiempo. El cuerpo bastante firme ya que su trabajo siempre habia sido fisico. No tenia los senos muy grandes pero si tenia buen culo y piernas. Las caderas anchas pero las piernas gruezas complementaban bien su trasero.… Ella se agachó para recoger una toalla exacto frente a mi! Que vista, aquel grandioso culo! Conforme se agachaba se le iba subiendo el vestido hasta que casi le vi el calzon, y claro las piernas hasta arriba. Muy bonitas piernas, bien bronceadas, era obvio que se estaba asoleando bastante ahora que ya era verano. Cuando se paro, solo dijo: bien, ya esta todo recogido… Entonces yo tome aquel bikini de seda rojo, que estaba entre las sabanas, y le dije, Tome, le faltó esto…

Cuando ella me volteo a ver y se dio cuenta de lo que tenia en mis manos, solto una gran carcajada…Nunca le contés a nadie que estabas en mi cama con mi panty en la mano! Yo empeze a reirme tambien, mientras ella se acercaba a tomarlo de mis manos… Cuando ya casi lo alcanzaba, yo movi la mano impidiendole que lo alcanzara. Diciendo: “talvez lo deberia guardar como trofeo, o recuerdo de este dia…”

Ana solamente se rio, y se acerco a mi diciendo, damelo, es mio… no tuyo! Al acercarse tanto, perdio el equilibrio y cayo sobre mi. Total que alli estabamos, yo acostado sobre mi espalda en su cama, y ella directamente encima de mi. Su sonrisa desapareció, y su mirada se fijo sobre mis ojos, y me beso… Un beso apasionado, su lengua entro con fuerza y rapidez en mi boca. Me besaba con una hambre como si estuviera planeando este momento por mucho tiempo. Yo, le respondí a aquel beso, y al mismo tiempo la abrazé y le pase las manos por la espalda, hacia abajo llegando a las nalgas mas firmes y redondas que yo nunca habia tocado.

Con fuerza le apreté las dos nalgas al mismo tiempo, y ella solo gemia con placer mientras me besaba con rabia. Mis manos bajaron hasta la orilla de su falda, y se la empeze a levantar, hasta que llegue a su cintura. Ahora tenia el culo destapado! Las nalgas se le sentian muy bien a travez de la tela de su bikini el cual era de seda, de a saber que color… Le meti los dedos entre los elasticos de las piernas del calzon… Entonces le separé las nalgas lo mas que pude con una mano, y para mientras con la otra le empeze a tocar el hoyito del culo. El cual estaba muy caliente. Tome mi dedo medio y se lo meti hasta lo mas profundo que pude, ella solamente seguia besandome y pujando. Entonces saqué el dedo de su culo y me lo lleve a la boca, cuando ella sintio my dedo entrando entre mi boca y su boca, y tambien sentimos los dos al mismo tiempo el olor fuerte y rico de su culo, ella empezo a besarme y chuparme el dedo al mismo tiempo… como sabiendo que asi sentiria su propio sabor, el mismo sabor con el que yo estaria deleitandome mas tarde!

Entonces se separo un poco, me miro a los ojos y me dijo “no se que decir… solamente se que he tenido ganas de hacer el amor contigo desde hace muchos años…” y me dio otro largo beso… entonces yo le respondí: “no diga nada, no lo piense mas… solo dejemos que el momento suceda, y disfrutemolo por si no sucede otra vez…” y entonces le tome la cara entre mis manos, y la bese mas apasionadamente que antes….

Entonces se separo de mi, sonriendo, y se paro al pie de la cama dejandome acostado frente ella. Lentamente, se tomo el ruedo del vestido y lo empezó a levantar muy despacito. Conforme este subia, se descubrian sus magnificas piernas. Muy morenas, brillantes, bronceadas.. Cuando llego a la punta de su calzon, se detuvo un momento, y luego siguio hacia arriba! El bikini quedo descubierto… Era lindisimo. De encaje, blanco, casi transparente! Se le notaban muy bien la mata de pelo en el pubis… De un golpe se quito el vestido completamente, y lo dejo caer al suelo. El brazier que tenia puesto era de la misma tela que el bikini. Blanco, de encaje, casi transparente. Se notaban muy bien unos pezones muy erectos y aureolas grandes y obscuras. El estomago muy firme algo plano. La cintura estrecha, las caderas anchas, bastante atractiva aun a su edad…

Entoces giro sobre sus pies y me enseño el culo. Que rico! El bikini le quedaba bien apretado de atras. Las nalgas de Ana aparentemente estaban bien firmes y redondas. Esta era su mejor parte. Se lo bajo lentamente y ya en el piso solamente levanto una pierna y luego al otra para dejarlo tirado en el suelo. Entonces se volteo hacia mi y le vi por primera vez el triangulo de pelos de la pupusa. Era negro, natural pero no muy grande. Mas bien delineado. Y de abajo no tenia muchos pelos. Obviamente se habia afeitado recientemente. Entre sus piernas se notaba una humedad provocada por la excitacion.

Y ahora como empiezo, quiero besarle todo el cuerpo! Quiero metersela toda hasta adentro por delante y por detras! Quiero chuparle entre las piernas! Quiero cogermela toda la tarde!
No tuve que pensarlo mucho, porque ella me dijo directamente: “Hoy es mi dia, y yo se exactamente lo que quiero… no haga nada, dejeme a mi, hacer lo mio! Le quiero quitar toda la ropa con los dientes, luego le voy a hacer acabar con la boca una vez… y luego usted me amara con la boca tambien. Mas tarde quiero que me la meta por atras, en el ano. Yo soy una fanatica del sexo anal, y oral. Hoy soy suya, y puede hacer conmigo lo que quiera…”
Diciendo esto, me desabotonó la camisa, y me la quito, besándome el pecho y chupándome los pezones, luego me desabotonó el pantalón, y lo dejo caer al piso. Metiéndome la mano entre el calzoncillo tomándome la verga con sus suaves manos, y mientras con una mano me bajaba el calzoncillo con la otra me masturbaba… cuando ya me hubo bajado el calconzillo, me la tomo con ambas manos y se metió la mitad de mi verga a la boca dándome una chupada muy caliente e intensa. Esta mujer de mas de cincuenta años si que sabia lo que estaba haciendo!

Cuando ya casi terminaba, ella se la saco diciendo todavia no papito, es este instante ya yo estaba completamente desnudo y ella no? Asi que se acosto en la cama con las piernas abiertas de par en par, mientras se sobaba con la mano derecha entre las piernas y con la izquierda me hacia señales de que me acercara mas, como para sentir su olor…

La tomé de las piernas, para voltearla! Quedo boca abajo con esas nalgotas divinas hacia el aire libre y la tanga nada mas. Se la tome del elastico y se la empeze a sacar, ella separo las piernas para facilitarme el movimiento, y yo aproveché para llevar mis labios a su ano. Le chupe el hoyito del culito, y a ella le encantó porque empezo a mover sus caderas ritmicamente para que yo continuara lamiendola.

Con los dedos le empecé a masajear los labios vaginales y el clítoris. “Ay que rico..!” gritaba ella mientras yo la pajeaba… Entonces saltamos a la cama, ambos desnudos, besándonos, abrazándonos, tocándonos, etc. Era un frenesí sin limites! Era amor, sexo, lujuria, todo al mismo tiempo. Una de las primeras cosas que Ana hizo fue acostarse con las piernas ampliamente abiertas, para que primero yo le viera la deliciosamente mojada que tenia la vagina, y luego para que la chupara, lamiera, mordiera, etc. Yo me acosté sobre ella y le metí mi verga que ya estaba bien requete parada!

Ritmicamente se la metía y sacaba, y ella movía las caderas hacia adelante y hacia atras para aumentar la fuerza y velocidad con que yo la penetraba… Mientras esto sucedia ella me tomaba la cara con las manos y me besaba salvajemente! Me pasaba la lengua por la nariz, ojos, cuello, mientras hacia ruiditos como de perrito hambriento, besos y mas besos, con amor y furia…

5 / 5      

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here