Placer ciego

0
99

jugueteseroticosTras la hora de cenar mi marido me mando a la ducha. Date una buena ducha caliente y espérame.

Así lo hice. Al poco llego y lentamente saco una cuchilla de afeitar. Era para mi. Con mucho cuidado me fue rasurando cada centímetro de mi sexo hasta dejarlo suave y a su gusto. Me dejo ropa para ponerme. Un pequeño tanga negro. Y un sujetador.

Me pinte los labios de negro al igual que las uñas. Me pinte los ojos. Y espere. Espere mi siguiente orden. Tenia un nerviosismo en mi interior que crecía por momentos. No dejaba de pensar en que vendría ahora. Azotes? Velas? Me atara? Me masturbara sin dejarme acabar hasta que no pueda mas?

Entonces, mientras estaba absorta en mis dudas oí su voz llamándome. Me esperaba sentado en la cama. Me puso unas esposas dejando mis manos fijas al cabecero de la cama.
Y me puso una venda.

Entonces empezó a rozarme una mano por mis pechos. Estaban duros y excitados. Un hormigueo recorría mi cuerpo. Estaba asustada y excitada. El no saber que pasaba me calentaba sobremanera.

Entonces sentí que salia de la habitación y volvía al poco. Una lengua rozaba mi sexo.
Y que era eso que rozaba mis labios? No entendía bien lo que pasaba. Pero una polla grande y dura entraba en mi boca.

Me puse a chuparla y no era la suya. Esa polla dura y caliente me asfixiaba follando mi garganta. Mientras la lengua de mi amo me recorría el coño. Dios que placer. Sentía que me iba a correr pero el no me lo permitía. Paraba una y otra vez sin dejarme acabar.

Me soltaron del cabezal. Ahora tenia dos buenas y duras pollas en mis manos. Las chupe con ganas. Sabia cual era la suya. Ese delicioso sabor…

Me encanta su sabor. Mi amo me agarro del pelo mientras se la chupaba y la otra polla se alejaba de mi. Entonces lo note. Me la esta metiendo. Me esta follando delante de mi marido. No sabia que hacer.

El no paraba de obligarme a comérsela. Mientras me follaba otro hombre. Me agarro de los pechos mientras me la clavaba cada vez mas fuerte. Pero la mano de mi amo me sujeto del cuello y me hizo levantarme en la cama. El otro se estaba tumbando y me obligaba a montarle. Así lo hice. Empece a follarle. Lo mas fuerte que pude. Sentía su mirada en mi mientras lo hacia.

Entonces me empujo sobre el. Y sentí su polla gorda y dura entrando en mi culo. Me sentí llena. Llena de el. Llena de los dos. Que placer y que sentimiento de estar siendo usada. Me follaron hasta que me corrí sin poder evitar gritar al hacerlo.

Me estiro sobre la cama y me cubrieron con su caliente corrida. Sentía los chorros en mis tetas y mi vientre. Y después otros en mi cara y boca. Si. Esa era la suya. Solo su leche tenia acceso a mi boca. Entonces escuche que le decía que se vistiese al otro hombre. Y eso hizo. Vestirse y marcharse.

Me permitió quitarme la venda de los ojos en ese momento. Me cogió de la mano y me llevo al baño. Me preparo una ducha caliente y el me limpio el cuerpo por completo con mucho cuidado. Como si limpiase su mas preciada posesión.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here