¿Quieres hacer un trío? ¿No sabes como planteárselo a tu pareja? Te vamos a dar unos consejos para que disfrutes de esta fantasía sexual.

trios porno xxx

¿Dónde encontrar singles o parejas para hacer un trío?

El mejor lugar para encontrar personas interesadas en establecer contactos hacer un trío, ya sean parejas o singles, es en una red social para swinger o parejas liberales. Tan sólo debes registrarte, seleccionar tú (o vuestro) perfil e indicar el perfil en el que estás interesado.

Es habitual en esta red social encontrar anuncios del tipo “se busca chica para trío” o “chico para trio”. Lo más común es que sea las parejas las que elijan con anuncios del tipo “pareja busca chico o chica para trío” o “quiero hacer un trío con mi esposa”.

Esta práctica sexual sigue siendo la principal fantasía erótica de los jóvenes y no tan jóvenes. Cerca del 23% ha pensado participar en uno alguna vez, pero tan sólo el 5% lo ha practicado.

¿Qué trío interesa más a los hombres?

Un 60% de los hombres manifiesta que es su fantasía sexual. La modalidad más demandada por los hombres es el realizado con dos mujeres. Existe la teoría de que el hombre intenta reforzar su masculinidad al tener la capacidad de tener dos parejas sexuales simultáneamente.

¿Qué trío es el más deseado por las mujeres?

Las mujeres se interesan principalmente por una combinación dos mujeres y un hombre, consideran esta práctica más erótica y sensual. En este aspecto, existe una coincidencia de gustos con los hombres, ya que éstos también desean a dos mujeres.

¿Existen reglas para esta práctica sexual?

Todos hemos visto vídeos porno de diferentes temáticas, es fácil de encontrar la categoría trios porno en cualquiera de las muchas páginas de vídeos xxx. Pero hemos de tener en cuenta que estos vídeos entran forman parte de la ficción, la realidad puede ser bien diferente.

Desde el principio tenemos que dejar claro que las reglas las ponemos nosotros. La mayoría de hombres y mujeres prefieren una contacto para un encuentro casual, en lugar de una relación más comprometida. Se trata de realizar esta fantasía, disfrutar de ella, tener sexo y nada más.

En este tipo de relaciones pueden ser complicadas si tenemos una pareja estable, así que es importante saber que si tenemos algún tipo de problema con nuestra pareja, sexual o emocional, introducir a un tercero no será una solución, es más, puede ser contraproducente. Lo mejor es tener una vida sexual bien desarrollada, antes de plantearnos tener este tipo de fantasías, introducir terceras personas, intercambiar con otras parejas o del tipo que sea.

Hay quien prefiere que la persona sea de su entorno, sin embargo otros eligen todo lo contrario. En cualquier caso, es recomendable tener un conocimiento previo sobre la persona en cuestión, unos conocimientos mínimos sobre su salud sexual, mental, o de cualquier otra índole.

Con respecto al lugar elegido para practicar este tipo de relaciones sexuales, la mayoría se decantan por un lugar fuera del entorno conocido, para evitar que la tercera persona interfiera en  nuestro ambiente habitual. Un club de intercambio de parejas o swinger, suele ser una buena opción para un contacto.

Utilizad protección, a estas alturas no creo que sea necesario recomendar el uso de preservativos, pero nunca está de más. Recordar que se debe usar uno diferente para cada penetración.

Ante todo debemos tener claro que se trata de disfrutar del sexo y pasar un buen rato follando. No debemos pensar más allá, ni creer que tenemos que montar un trio xxx, propio de un video porno. Hay personas que prefieren no besar, porque lo consideran un gesto muy afectivo, pero otras no le dan importancia a ese detalle. Lo importante es hablarlo todo antes y dejar las cosas clara, para evitar malentendidos.

Pero también están los trios amateur que surjen de manera espóntanea, sin planificar, simplemente bailando en un bar de copas o en una reunión entre amigos. Incluso los hay que solo quieren mirar, les encanta ver cómo una tercera persona tiene sexo con su pareja.

A la hora de hacer introducir a una tercera persona, las modalidades son prácticamente infinitas y no hay más limitaciones que las que deseéis imponeros.